Boletin Laicos Capuchinos 138, mayo 2019
mayo 25, 2019
EDD. lunes 27 de mayo de 2019
mayo 26, 2019

«Resurreccion, Hechos de los Apostoles y realidad hoy»

 

Junto con toda la Iglesia y el mundo Cristiano, estamos viviendo el tiempo litúrgico, de la Pascua de Resurrección. Tiempo de alegría de gozo y de gratitud a Dios por el triunfo de la vida sobre el pecado, el mal y de la muerte.

En las primeras semanas del Tiempo Pascual, leemos en la liturgia, los escritos de Lucas en el llamado libro de Los Hechos. Allí se nos da cuenta como los primeros cristianos, los Apóstoles y  los seguidores de Jesús, al tener la certeza de su Resurrección; se vuelcan, dejando los temores y miedos a dar un rotundo testimonio de Cristo Resucitado. Con valentía, con fuerza y decisión no dudan al recibir prohibiciones, castigos físicos, sufrimientos y cuestionamientos por manifestar que aquel que las autoridades, civiles y militares, habían dado muerte, está VIVO y los ACOMPAÑA en el camino de sus vidas.

Es notable ver cómo a pesar de la adversidad de los acontecimientos, no cesan de predicar la enseñanza de su Maestro en medio de un ambiente hostil y de gran dureza. Dios sabe que quien está realmente convencido «nada lo puede separar del amor de Cristo..» (Rom.8,35).

Esta decisión convencida, profunda,  decidida y valiente es la que nos han heredado nuestros antepasados en la fe y deben animarnos a realizar algo convincente, concreto y palpable en nuestros días.

La realidad concreta, de la vida del mundo y de la Iglesia hoy es adversa. Frente a tanta indiferencia, a tanto secularismo, a las crisis en todas las instituciones y tanto olvido de Dios; el mensaje del Resucitado se va deslavando en el corazón de muchos que buscaron a Dios pero las corrientes negativas hicieron sus efectos también en los que se decían cristianos.

Hoy es el tiempo de volver a la adhesión profunda al Resucitado en frente a las realidades que quieren hacer olvidar la presencia de un Dios que camina a nuestro lado, que está vivo, que nos anima en los desafíos de la vida y que no nos abandona frente a lo adverso de los medios, a las imposiciones de las minorías, de políticas que atentan en contra de la vida humana, de la deshumanización, de las indiferencias, el individualismo y desde lo que atenta hasta la naturaleza. Ayer los cristianos permanecieron files y constantes en sus testimonios en el Resucitado. Hoy, en frente de tantas dificultades para aceptar el mensaje de vida y esperanza que nos ha legado el dador de vida, le pedimos a su Espíritu que nos confirme, en la decisión de seguir creyendo que otro mundo es posible si ponemos al centro al Dios preocupado de favorecer dignamente la vida de todos sus hijos.

Un abrazo que nos confirme la fe en el Resucitado que nos invita a seguir dando testimonio en su nombre frente a la compleja vida de sus hijos en estos tiempos de crisis y a la vez de esperanza de encontrar rumbos mejores.

Le abraza fraternalmente, deseándoles mucha paz y mucho bien a todos los Hermanos Laicos Capuchinos de Chile, su servidor:

                                     Hno. José Oscar Sandoval M.

                                                    Capuchino.

Mayo de 2019.